Prensa Santa Cruz
Tecnologia

Un empujón para proyectos audaces

“La gente no se plantea lo que es la sofocación no sabiendo si tu bebé llora por el hecho de que no puedes oírlo”. El directivo general de la startup Visualfy, Manel Alcaide, usa este caso para explicar la invisibilización de las personas con discapacidad auditiva y su falta de acceso a la tecnología. Lo hace en la vieja postbanhof, la estación ferroviaria para correos de Berlín, reconvertida en circuito ferial, donde participa en un encuentro entre emprendedores y también inversores organizado por el Consejo de Innovación de la Comisión Europea.

Para desarrollar su sistema de reconocimiento de sonidos para personas suecas, la firma que contribuyó a fundar hace unos años en Benisanó (Valencia) ha recibido uno con treinta y cuatro millones de euros de Instrumento Pyme, un fondo que el Consejo destina a la subvención de las Pymes más punteras del continente. Condiciones indispensables para pedir la ayuda, que puede lograr hasta dos,5 millones de euros a fondo perdido, son tener un impacto global, ser renovadores y contar con un equipo eficiente.

Mediante detectores que se ponen cerca de las fuentes de sonido y un algoritmo de inteligencia artificial capaz de prosperar con el empleo, Visualfy traduce los ruidos —por ejemplo, un horno que pita, un grifo que gotea o bien una nevera abierta— en alarmas de diferentes colores que parpadean en el móvil, la T.V., el smartwatch o bien la lámpara inteligente. Primera en comercializar esta clase de sistema, Visualfy no hubiese visto la luz si no fuera por Instrumento Pyme. “Solo para materializar el dispositivo precisábamos quinientos mil de euros, lo que para una startup no es moco de pavo localizar en los canales de financiación tradicionales”, narra Alcaide. Ahora Visualfy se vende por cuatrocientos noventa y nueve euros, más una cuota anual de veinticuatro euros.Sistema para invidentes desarrollado por Eyesynth. Las gafas registran el espacio en tres dimensiones y un microordenador procesa la información y la convierte en audio comprensible para el invidente.

Uno de los siguientes pasos va a ser integrar aspectos de domótica. Tras el de España, la compañía desea explorar el mercado estadounidense, más maduro en el campo de los asistentes familiares virtuales, y el danés, que registra los índices más altos de aceptación de la sordera en Europa.

“Merece la pena intentarlo”, comprueba Antonio Quesada al charlar de su experiencia con Instrumento Pyme. La firma de la que es directivo general, Eyesynth, es una de las tres mil quinientos empresas que estos fondos han apoyado en sus 4 años de vida por un total de mil quinientos millones de euros. De ellas, unas seiscientos cincuenta son españolas. El proceso de selección es muy exigente: hasta el momento ha pasado el filtro solo el cuatro con ocho por ciento de las demandas presentadas para la segunda fase del programa. Incluso de esta manera, “nuestra genética es común, y lo logramos”, bromea Quesada, mientras que en un pequeño mostrador enseña su producto: unas lentes que transforman el espacio en sonido para personas invidentes.

Una CPU de bolsillo con 8 horas de autonomía convierte una nube de millones de puntos, que 2 cámaras montadas en las lentes registran sesenta veces al segundo, en un estruendos similar al oleaje del mar. Este sonido, que reconstruye el paisaje tridimensional, es trasmitido por las extremidades de las patillas al cráneo, a fin de que los oídos estén libres. De este modo se puede percibir lo que hay hasta 6 metros en todas y cada una de las direcciones, donde no alcanzan ni el bastón ni el perro lazarillo.

Para llegar a la fase de comercialización de sus lentes inteligentes, que se venden por dos.500 euros, esta empresa de Castellón recibió un millón de euros de Instrumento Pyme. “En España hay ciento veinticinco mil personas ciegas y uno con dos millones con baja visión; en R. Unido son doscientos cincuenta y dos millones, respectivamente”, narra Quesada. Estos son los primeros mercados que Eyesynth desea abordar. “No es un propósito de nicho, como podría parecer, puesto que no hay una contestación tecnológica real en este sector”, agrega.

Related posts

Mini, nuevo masajeador de cuello fabricado por Xiaomi

Prensa Santa Cruz