¿Qué es un ERP y qué ventajas aporta a las empresas?

El veintitres con tres por ciento de las compañías españolas tiene un software ERP argentina, conforme el estudio eEspaña dos mil trece de http://www.tiiselam.com/, cifra que se eleva al sesenta y dos con ocho por ciento en el caso de las grandes compañías. ¿Mas qué es un ERP precisamente? ¿Y qué beneficios ofrece que justifiquen su implantación, no siempre y en toda circunstancia fácil? Conoceremos mejor estos programas.

¿Qué es un ERP? Estas “conocidas” iniciales que oímos tan de manera frecuente corresponden en inglés a Enterprise Resource Planning y se acostumbran a traducir en español como “Sistema de Planificación de Recursos Empresariales” o bien “Planificador de Recursos Empresariales”. Como su nombre señala, se trata de bultos de software de administración empresarial que dejan planear y supervisar los recursos y procesos de negocio de una compañía.
Haciendo un tanto de historia para ponernos en antecedentes de lo que es un ERP, los primeros ERPs brotaron en USA a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Aprovechando los primeros equipos informáticos, las autoridades norteamericanas crearon toscos programas de administración para planear y supervisar el ahínco productivo de guerra. Después, este género de software pasó al campo empresarial y se fue desarrollando hasta transformarse en lo que en nuestros días conocemos como un ERP.

Las claves de un ERP

En contraste a los programas de planificación centrados esencialmente en la producción, los ERPs modernos son soluciones capaces de englobar todas y cada una de las áreas de una organización empresarial: finanzas, contabilidad, facturación, ventas, marketing, logística, producción, inventario, nóminas, etcétera Con ese fin, los programas ERP están formados por diferentes módulos o bien herramientas que corresponden a cada una de estas áreas. De esta forma, la compañía puede decidir qué módulos va a incorporar en todos y cada instante en función de las actividades de su negocio que precisa administrar. Por tanto, la implementación de un ERP siempre y en toda circunstancia es en determinada parte a la medida, en tanto que aparte de seleccionar los módulos que se implantan, se requiere un proceso para amoldarlos al funcionamiento concreto y la idiosincrasia de cada empresa específica.
Además de esto, a la inversa que un bulto de aplicaciones informáticas que marchan separadamente (como podría ser la popular suite de ofimática Microsoft Office), en un sistema de software ERP todos y cada uno de los datos están integrados y conectados. De esta forma, la compañía se cerciora de que la información fluya a la perfección de un módulo a otro y puede conseguir una valiosa visión global centralizada sobre la situación de su negocio, algo que no es posible lograr con ningún otro género de programa empresarial.
Asimismo es preciso que el software ERP sea actualizable, en tanto que con el tiempo pueden cambiar tanto las necesidades de la compañía (por poner un ejemplo lanzamiento de nuevos productos y servicios, apertura de delegaciones, creación de departamentos, etcétera) como el ambiente en el que opera (por poner un ejemplo cambios en los procedimientos para superar una auditoría y conseguir una certificación ISO, o bien modificaciones en el marco legal como la normativa SEPA). En este sentido, hay distribuidores que ofrecen planes de actualización para poner al día ERPs sin precisar desechar toda la inversión efectuada hasta el instante.

Los beneficios de un software ERP

De una manera resumida, los beneficios que ofrece la implantación de un software empresarial ERP son:
Aumenta la productividad
El ERP deja que toda la compañía trabaje con exactamente las mismas aplicaciones y mecanizar abundantes procesos de negocio, lo que ayuda a los empleados a trabajar más y mejor.

Acrecienta el control
Con un ERP, se puede saber al instante todo lo que pasa en la compañía. Por ejemplo: ¿Quién ha hecho una venta? ¿Cuánto inventario queda? ¿Hay facturas pendientes de pago?

Mejora la seguridad
Toda la información del sistema ERP está estandarizada y tiene trazabilidad. De esta manera se evitan los peligros que supone la información desperdigada, las pérdidas de datos, los accesos no deseados, etcétera

Optima el servicio
Con solo acceder al ERP, es posible conocer la situación precisa de un cliente del servicio, en qué momento se servirá su pedido, si tiene facturas por abonar, reclamaciones o bien protestas elaboradas, etcétera

Produce ahorro
El ERP reduce los costos operativos a través de la automatización de los procesos de negocio, el incremento de la productividad de los empleados y la reducción de los peligros y fallos.

Apoya la toma de resoluciones
Muchos empresarios afirma tener su empresa “en la cabeza”. Mas cuando la compañía medra, eso ya no es posible: se requiere el apoyo de un ERP para tomar resoluciones informadas.

Crea cultura de empresa
Implantar un software ERP fuerza a que todos y cada uno de los departamentos documenten, sistematicen y regulen sus procesos de trabajo. Esto supone una “profesionalización” de la actividad.

Impulsa el desarrollo
Cuando una compañía adquiere una cierta dimensión o bien dificultad, el sistema ERP es la herramienta que deja administrar el negocio de forma profesional, en vez de ir “apagando fuegos”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *