Prensa Santa Cruz
Uncategorized

Audi TTS, prueba de manejo

Musculoso, atlético y dominante, así es como lo vemos. Audi moderniza el inconfundible trazado de líneas del Audi TT original de 1998, ahora llega con distintos detalles dinámicos En la parte frontal predominan las líneas horizontales. La parrilla Singleframe es ancha y plana, con una serie de barras que dividen las entradas de aire conectadas entre sí. También los faros se han estructurado con barras separadoras, que conforman la luz de marcha diurna.

El auto está lleno de detalles interesantes, quizás lo que más nos llamó la atención fueron los controles para el aire acondicionado, ubicados dentro de las mismas salidas de aire. Algo que no encuentras en otras marcas.

Muchos detalles del perfil del nuevo Audi TTS con llantas y neumaticos nuevos recuerdan al clásico diseño del TT de primera generación; por ejemplo, la tapa del depósito -con el clásico diseño redondo del Audi TT- que se abre presionando sobre ella. En cuanto a performance, no hay ninguna queja, de hecho el TTS es rapidísimo y nos gusta el manejo tanto en ciudad como en carretera.

La parte trasera también destaca por sus líneas horizontales que realzan su estampa. Las barras en los grupos ópticos traseros LED de serie, que reproducen el motivo de los faros delanteros y que también se encienden junto con la luz de marcha diurna, otra novedad de Audi.

Ahora vayamos al interior del nuevo TTS, que también es un reflejo del nuevo carácter deportivo de este modelo. El principal aspecto es el concepto del enfoque hacia el conductor.

Todos los elementos de mando se agrupan alrededor de él. Visto desde arriba, el esbelto tablero de instrumentos se asemeja al ala de un avión. Como ya lo mencionamos, los difusores de aire albergan los mandos del climatizador automático, en sus ejes se encuentran la recirculación de aire, la temperatura, la distribución y la potencia del flujo de aire. Los asientos deportivos, también de nuevo desarrollo, se montan en una posición baja y pesan en conjunto cinco kilogramos menos que los asientos del modelo anterior.

El espacio es muy bueno en las plazas delanteras, las traseras permanecen más bien por un tema de impuestos y para alguna emergencia pues la caída del toldo obliga a que los pasajeros de atrás viajen encorvados.

Como novedad, ahora incorpora el nuevo Audi virtual cockpit, un cuadro de instrumentos digital con representaciones muy detalladas y versátiles, reemplaza a los instrumentos analógicos y al monitor MMI. El display completamente digital, con un tamaño de 12.3 pulgadas, permite elegir entre dos vistas. En combinación con el MMI navigation plus incluye además el MMI touch, un panel táctil situado en la parte superior del pulsador giratorio donde puedes acceder al mapa para ampliarlo o también introducir caracteres y poder escribir direcciones o contactos.

Pequeño pero poderoso

Vamos a la parte fascinante de este nuevo TTS, el manejo sobre sus cuatro llantas para carro. En esta tercera generación se logra que el auto se maneje como un verdadero deportivo –hasta se podría comparar con el Porsche Cayman. El motor 2.0 TFSI que tiene una potencia de 285 hp con 380 Nm de par motor, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.7 segundos, trabaja en conjunto con la transmisión S tronic de seis velocidades y su gran estabilidad y agilidad se deben a que incorpora la tracción integral permanente quattro que se percibe con mucho menos retardo que en generaciones anteriores, la respuesta es más inmediata.

Entrega un sonido bastante agradable que proviene del escape con pequeñas explosiones gracias a la transmisión de doble embrague con cada cambio ascendente. La estabilidad y agarre son excelentes gracias al sistema de tracción integral quattro, es interminable. No importa qué tanto aceleres en una curva, el TTS siempre encuentra cómo distribuir la fuerza y altas velocidades.

El TTS que manejamos es bastante civilizado como para usarse como auto del diario. Es cómodo para dos personas, tiene todo lo que necesitas en cuanto a tecnología y conectividad, no pega en los topes, aunque la suspensión sí es un poco dura pero gracias al magnetic ride. Los modos de manejo realmente transforman la experiencia de conducir relajado: comfort, auto, dynamic, efficiency e individual. Mientras que el Audi drive select controla el funcionamiento del pedal acelerador y de la dirección asistida.

El TT de nueva generación, sin lugar a dudas, se convierte en un deportivo más serio, ahora le puede hacer competencia a vehículos de marcas con más tradición e historia en el segmento –como Porsche. En general, se siente muy bien ensamblado, tiene los mejores materiales y un manejo extraordinario.

Related posts

¿Cómo funcionan las impresoras Láser Jet y Color Jet?

Prensa Santa Cruz

Confirman ajuste trimestral de Impuestos Internos para autos

Prensa Santa Cruz

Sillas para ser sentidas mejor que para sentarse

Prensa Santa Cruz

Leave a Comentario